¡Adiós pañal!

Desde CEIB la Molinera consideramos esencial aclarar en primer lugar algunos conceptos.

El control de esfínteres infantil es la capacidad fisiológica de controlar y contener los esfínteres anales (defecación) y esfínter uretral (orina).No es tan fácil decir: ¡Adiós pañal!

La edad de inicio de control de dichos esfínteres varía de un niño a otro, pero en términos generales va de los 18 a los 24 meses, esto depende del grado de madurez y desarrollo de los músculos y nervios que hacen posible el control voluntario de los esfínteres; el control de la defecación suele ser primero que el de la micción.

Dicha capacidad sigue una secuencia evolutiva y depende de dos factores que se interrelacionan entre sí: la maduración neurológica y la maduración psicoafectiva.

Para poder empezar este proceso, debemos tener en cuenta si él/ella muestra estas señales:
1. Se interesa por el inodoro
2. Mantiene seco el pañal por más de dos horas
3. Tiene un horario regular para hacer caca
4. Se da cuenta de que está haciendo caca o pipí. Es posible que le moleste tener el pañal sucio y que te pida que le cambies, porque le empieza a resultar molesto.
5. Es capaz de subirse y bajarse los pantalones

Si pensamos que nuestro peque puede estar listo, somos nosotros (los adultos) los que debemos conocer ciertos aspectos para que este nuevo cambio sea lo más natural posible.

Para poder empezar este proceso, debemos tener en cuenta si él/ella muestra estas señales:

1.El control de esfínteres no requiere intervención constante y activa de un adulto. En lugar de limitarnos a observar, acompañar y respetar el ritmo del niño, los adultos barajamos expectativas e intentamos acelerar los acontecimientos.

2.La actitud del adulto. Sencillamente, observar y acompañar al niño. Nada de prisas, nada de comparaciones con otros, nada de nervios ni agobios infundados. Y por descontado, nada de presionarle con nuestras reacciones a su evolución.

3.No escuches opiniones ajenas y fíjate únicamente en la evolución de tu hijo.

4.¿Me tengo que esperar al verano para quitarle el pañal? NO. Cuando un niño está preparado, está preparado, da igual que sea Junio, Agosto o Diciembre. Si está preparado en meses de calor será más cómodo para él/ella al llevar menos ropa, pero si no está preparado, es inútil empezar entre mayo y septiembre sólo porque hace calor, pudiendo resultar perjudicial.

5. Empezar a cambiarlo/a de pie y frente a un espejo si es posible, que sea consciente de su cuerpo y vea el pañal al quitárselo, ya que acostado/a en el
cambiador todo esto es imperceptible para él/ella. Hay que nombrar al pene y a la vulva como nombras la oreja, es importante que lo sepan y que no se formen una idea de que tiene que ver algo con lo prohibido; hacerlo les ayuda a integrar sus genitales como una parte de su cuerpo, que también necesita cuidado y que es nombrable, no sucia ni mala.

 

 

6.Si nos pilla en el baño, no apartarlo/a como si fuese algo malo, todo lo contrario, explicarle que también usas el wáter (como mamá, abuelo, primo…) y que vea lo que haces una vez has acabado (limpiarte, tirar de la cadena, lavarte las manos). Explicarselo de manera positiva y sin presiones.
7.Cambiar el body por camiseta interior para evitar que éste se moje al sentarse en el wáter y no necesite de un adulto, fomentando su autonomía.
8.No premies ni castigues durante el proceso, la mejor manera de aprender es mediante el error, él/ella irá mejorando sin presiones.
9.Crear un ambiente preparado en el baño de casa para que pueda acceder a él de manera autónoma, sin la ayuda del adulto.
Se puede volver a empezar. Si tras unos días observáis que no está preparado/a se puede dar un paso atrás y volver al pañal, para poder intentarlo más adelante cuando él/ella esté de verdad preparado/a. No es un fracaso.

Podemos ayudarles a través de la lectura. Hay infinidad de cuentos sobre el tema y es de gran ayuda que pueda conocer otras historias.
Aquí tenéis algunas recomendaciones:

5/5
Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *